Poincare, Henri

URL: http://parasita.galeon.com/Miscellany/Poincare.html


 
    (Nancy, 1854-París, 1912) Matemático e ingeniero de minas francés. Fue profesor de matemática en la Universidad de Caen y de física matemática y matemática celeste en la Sorbona. Resolvió el llamado problema de los tres cuerpos, descubrió las funciones fuchsianas y llevó a cabo interesantes trabajos sobre ecuaciones diferenciales y sobre integrales abelianas y dobles. También investigó sobre la elasticidad, teoría cinética de los gases, óptica y electricidad. Destacan sus obras La ciencia y la hipótesis (1902), El valor de la ciencia (1906) y Ciencia y método (1909).

    Henri Poincaré nació en la ciudad francesa de Nancy, capital histórica de la Lorena, el día 29 de abril de 1854. Era primo del político y escritor Raymond Poincaré, que ocupó la presidencia de la república francesa entre 1913 y 1920. Durante su infancia, Henri Poincaré debió superar graves problemas de salud: carecía de una buena visión y sufría un evidente desarreglo en su capacidad de coordinación motora. De aspecto triste e introvertido, algunos creyeron detectar en su conducta los síntomas de un retraso mental. Pero estaba dotado de una memoria prodigiosa, que le ayudó mucho en sus estudios primarios, época en que ya se mostró interesado por las matemáticas. Poincaré cursó estudios de ingeniería en las escuelas Politécnica y Superior de Minas de París, donde no le faltaron profesores ilustres, entre ellos el matemático Charles Hermite, estudioso de las funciones elípticas y de su relación con la teoría de los números. Obtenido el doctorado en 1879, durante largos años compaginó Poincaré el ejercicio de la docencia con el trabajo de investigación: primero dio clases en la universidad de Caen, desde 1879 hasta 1881; después fue conferenciante en la universidad de La Sorbona de París; más tarde desempeñó las funciones de profesor de mecánica física (1885), de física matemática (1886) y de mecánica celeste (1896) en la misma universidad.

    Matemático, físico y astrónomo    A Poincaré se deben originales aportaciones a las ecuaciones diferenciales, la topología (el estudio de las propiedades de las figuras geométricas), la probabilidad y la teoría de las funciones. Pero su principal logro matemático estriba en el desarrollo de las funciones llamadas «fuchsianas»: semejantes a las elípticas, permiten integrar varias ecuaciones diferenciales lineales de coeficientes algebraicos, el teorema general de uniformización, las funciones analíticas de varias variables complejas y la generalización del concepto de residuo.Sus investigaciones también se extendieron a los campos de la teoría electromagnética de la luz, la electricidad, la mecánica de fluidos, la transferencia de calor y la termodinámica. Se anticipó a la moderna teoría del Caos, que versa sobre los sistemas que presentan un comportamiento impredecible aunque sus componentes estén regidos por leyes absolutamente deterministas (se trata de una cuestión muy importante para la mecánica cuántica de nuestros días, y también para el análisis de los grandes sistemas meteorológicos). Tampoco hay que olvidar sus aportaciones a la mecánica analítica. En 1887 se le nombró miembro de la Academia Francesa de las Ciencias, de la que fue elegido presidente en 1906.

    Algunas de sus contribuciones    Por su contribución al esclarecimiento del problema de los tres cuerpos recibió un premio especial, concedido por el rey Óscar II de Suecia en el año 1889. El problema consistía en determinar las posiciones que ocupan, en un momento determinado, tres cuerpos celestes que se atraen mutuamente en razón de dos a dos, y de los cuales sólo se conoce la masa, la velocidad de cada uno y la trayectoria. Para resolver este enigma, Poincaré aplicó sus descubrimientos en ecuaciones diferenciales.Las investigaciones sobre las mareas y las masas fluidas en rotación de Poincaré enriquecieron los trabajos previos del astrónomo y físico británico George Howard Darwin, hijo del autor de la teoría de la evolución y precursor de los estudios de cosmología matemática. Poincaré refrendó la tesis que relacionaba las fases de las mareas con las influencias lunares.Siempre atento a las últimas novedades científicas, Poincaré fue quien animó a Henri Becquerel al estudio de los rayos X descubiertos por Roentgen en 1896, y más tarde figuró entre los primeros científicos europeos en conceder su debida importancia a la teoría de la relatividad, enunciada por Albert Einstein en el año 1905.

    Su legado escrito    Poincaré figura entre los matemáticos más importantes de nuestro tiempo. Difícilmente se hallará otra figura intelectual con semejante dominio de las varias ramas de esta ciencia, extraordinariamente diversificada a principios del siglo XX. Por otra parte, sus conocimientos teóricos hallaron expresión idónea en una prosa culta, clara y elegante, hasta el punto de que puede considerársele un notable literato. Fue elegido miembro de la Academia de la Lengua Francesa, en el año 1908.El ilustre matemático y físico falleció en París el 17 de julio de 1912. Dejó escritos más de treinta libros, entre los cuales destacan La ciencia y la hipótesis (1903), El valor de la ciencia (1905), Ciencia y método (1908) y Los fundamentos de la ciencia (1902-1908).