Sociedad del Bienestar

    El término "sociedad del bienestar" comenzó a utilizarse en los años 80 para definir a aquellas sociedades donde se da un mantenimiento y desarrollo de la economía de mercado y un conjunto de prestaciones sociales dentro de un régimen de libertades.

    En otros modelos de sociedad las desigualdades no sólo eran de hecho, sino también de derecho. La raza, el sexo o el apellido daban acceso a un estatus. La sociedad del bienestar se basa en el principio de igualdad y pretende conseguir un incremento de la calidad de vida de todos los ciudadanos. La diferencia con otros modelos liberales esta en que éstos parten de la idea de que la intervención es una amenaza contra la libertad y de que el gasto público en servicios sociales es un despilfarro económico.

    E. Andersen define el estado del bienestar como el "modelo de estado que interviene en la vida económica y social para alcanzar cotas de política social y calidad de vida. Su intervención se sustenta en los principios de justicia e igualdad social y pluralismo político como inspiradores de todas las actuaciones".

    Pero la sociedad del bienestar necesita de la prosperidad económica, y ésta parte de una situación de privilegio de los países desarrollados. Este desajuste genera restos que se quedan fuera de las redes sociales y económicas (tanto fuera como dentro del territorio), por lo que existe una mayoría adaptada y minorías marginadas para las que los mecanismos son insuficientes.

    Por otro lado, en un mundo que rebasa las fronteras de los estados-nación, lo que se consigue afecta más pronto o más tarde a la globalidad. La bonanza económica de los países desarrollados se construye sobre la explotación de otros países.

    Y en este contexto hay quien está dispuesto a arriesgar la vida para intentar disfrutar de las sobras del pastel de la sociedad del bienestar, como en el caso de la inmigración. Paradójicamente, el mantenimiento de la sociedad del bienestar necesitará cada vez más de este fenómeno. Por ejemplo, un reciente estudio de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) revela en el que España necesitará  en el 2050 al menos 100.000 inmigrantes al año para el mantenimiento de este modelo de sociedad.

Mapa conceptual

Bibliografía