El amor ideal
  Atrás Adelante
 
 


Isabel de Portugal. TizianoEste modelo de poesía amorosa se difundió enseguida, y fue imitado por los poetas a lo largo de los años. Uno de estos seguidores del petrarquismo, el joven Garcilaso de la Vega, recordó en sus versos el inolvidable amor que antaño le había unido a Elisa. En sus poemas podemos admirar el lenguaje elegante con que expresó un incontenible deseo de alcanzar la perfección espiritual a través del amor y la belleza de la mujer amada.

Julia Espín, musa de BécquerPasaron cientos de años, y surgió el Romanticismo. Entonces los poetas enamorados no quisieron contener sus emociones, pues nada podía oponerse a la libertad con que anhelaban vivir su exaltada pasión amorosa. Gustavo Adolfo Bécquer fue un poeta enamorado del amor. Como otros, idealizó a la mujer amada y la adornó con las más altas virtudes. Pero la mujer real acabó mostrándose cruel e indiferente, y el poeta, desengañado, supo que se había entregado a un sueño.

PlayaLos poetas modernos saben que, además de una entrega total, el amor exige ser alimentado y protegido día a día, con voluntad y constancia. Así fue para Pedro Salinas, uno de los poetas contemporáneos que con mayor acierto expresó en su obra esta concepción del amor.

 
 
Portada   AtrásAdelante
 

El amor imposible Poesía