El pícaro llamado Pablos
  AtrásAdelante
 
 


Salamanca, escenario de 'El Lazarillo de Tormes'La primera novela picaresca fue La vida de Lazarillo de Tormes (1554), una deliciosa novela considerada anónima hasta hace poco, y atribuida a Alfonso de Valdés recientemente.

Pero el género tuvo éxito y se publicaron más novelas, como El Buscón (1626) de Quevedo, una de las mejores novelas de todos los tiempos.

Alcalá de Henares, escenario de 'El Lazarillo de Tormes'El Buscón, cuyo título completo es: Historia de la vida del Buscón, llamado Pablos, fue la única novela picaresca escrita por Quevedo. Se trata de un relato autobiográfico que sigue el esquema del género picaresco inaugurado en El Lazarillo de Tormes (autobiografía, origen deshonroso del protagonista, desventuras ingeniosas, etc.), pero sin pretender enseñar. La intención de Quevedo no es moralizar, sino satirizar y caricaturizar la realidad de su tiempo: el siglo XVII y su decadencia socio-política.

El protagonista, Pablos, escribe una carta en la que cuenta su vida. De origen humilde, hijo de padre ladrón y de madre hechicera, vive en la miserable pensión del licenciado Dómine Cabra y en Alcalá, donde practica y recibe las acostumbradas bromas de los estudiantes universitarios. Más tarde, en Segovia, se relaciona con el mundo de la delincuencia. Camino de Madrid, un pícaro hidalgo le alecciona para desenvolverse en la capital. Acaba en la cárcel, de la que sale en busca de matrimonio. Tras seducir a una doncella, se escapa con la ayuda de un grupo teatral. Finalmente, pasa de Toledo a Sevilla, donde mata a un alguacil y ha de huir a América. Quevedo deja inacabado el desenlace de la obra y promete una segunda parte.


 
 
Portada   AtrásAdelante
 

Pícaros y pícaras Prosa