Unidades aristotélicas

Las unidades aristotélicas consistían en tres reglas: la unidad de acción (sólo se debía desarrollar un conflicto); la unidad de tiempo (todo debía pasar en un día); la unidad de lugar (todo se debía desarrollar en un lugar único).