La modalidad oracional

Todo mensaje ofrece dos tipos de informaciones: una referida a la realidad (lo que se dice); la otra, a la intención del emisor (cómo se dice). La modalidad oracional hace referencia a este segundo aspecto: la actitud del emisor con respecto al receptor y al propio mensaje. Así, la oración Tú no sales de casa, puede presentar distintas modalidades (declarativa, imperativa, interrogativa) que alterarán su significado (informar, ordenar, preguntar).

La modalidad se expresa a través de distintos medios, que reciben el nombre de indicadores: fonológicos (entonación), morfológicos (pronombres, adverbios, etc.), sintácticos (perífrasis modales) o léxicos (adverbios de modo que afectan a toda la oración: ciertamente, no…)

MODALIDAD
ALGUNOS INDICADORES
INTENCIÓN
Enunciativa
Ø
Informar
Interrogativa
¿ ?
Determinantes, pronombres y adverbios interrogativos
Preguntar
Imperativa
Verbo en imperativo
Ordenar, prohibir, pedir,…
Exclamativa
¡ !
Enfatizar
Desiderativa (Optativa)
Ojalá, verbo en condicional
Desear
Dubitativa
Adverbios: quizá(s), tal vez…
Dudar

Cualquiera que sea la modalidad de una oración, esta puede ser afirmativa o negativa.
Cuando no hay indicador de modalidad, la oración es siempre afirmativa.
Los indicadores de la modalidad negativa son los adverbios de negación: no, tampoco, etc.
¿No vas a presentarte? (interrogativa negativa)
¡Tampoco te has acordado de mí! (exclamativa negativa).
El verbo en imperativo no admite la forma negativa y se sustituye por el presente de subjuntivo: Ven. / No vengas.

La modalidad interrogativa presenta dos variedades:
- directa (con signos de interrogación): ¿Qué te pasa?
- indirecta (sin signos): Me pregunto qué te pasa.
Ambas pueden presentarse a su vez en forma de:
- total o cerrada (respuesta sí/no): ¿Estás enfadado?
- parcial o abierta (respuesta abierta): ¿Por qué estás enfadado?
- retórica (pregunta sin respuesta posible): ¿Qué le pasará a este?

imprimeix